Saltar al contenido

Ataxia en gatos. Síntomas y tratamiento

ataxia en gatos

En esta oportunidad queremos compartir contigo lo que es la ataxia en gatos. De esta manera podrás ayudar a tu felino o cualquier otro gato que veas con este padecimiento y hacer todo lo que esté en tu alcance para ayudar.

La ataxia se suele confundir con otras enfermedades lo que significa un riesgo si automedicas al animal. Por esta razón es importante que conozcas lo que es la ataxia, sus causas, tipos, síntomas, diagnostico y posibles tratamientos.

¿Qué es la ataxia?

La ataxia es la mala coordinación y falta de precisión en los movimientos de un animal. La ataxia en los gatos de forma más clara se considera un síntoma que nos advierte que el felino ha recibido alguna lesión en las áreas que controlan los movimientos del cuerpo.

Si hay ataxia lo más probable es que haya una lesión en el sistema sensorial que le permite al gato poder sentir y detectar la posición de su cuerpo para dar pasos o cualquier otro tipo de movimiento de forma más precisa. Por ello, la ataxia en gatos produce pérdida de control y movimiento.

También afecta el sistema vestibular relacionado con el giro de la cabeza y el equilibrio, normalmente el gato va a girar la cabeza hacia el lado afectado. Por última está involucrado el cerebelo que tiene mucho que ver con la coordinación de movimiento.

Por todo esto es que podemos decir que es normal ver un gato con ataxia irse de lado al caminar. Es decir, más que hablar de ataxia como enfermedad, es hablar de una señal, síntoma… de que algo está mal en su cabeza. Pero hay varios tipos de ataxia:

Causas y tipos de ataxia

Teniendo en cuenta las áreas que afecta la ataxia en los gatos, podemos decir que hay 3 tipos de ataxia:

  • Ataxia cerebelar: hace que el gato camine sin coordinación pero de una manera muy extrema y exagerada. Patas separadas, saltos exagerados, piernas temblando, rebotes son señales que el cerebelo del felino ha recibido una lesión.
  • Ataxia sensorial: aquí podemos hablar de daños en el cerebro. Aunque también puede haber lesiones en los nervios periféricos o médula espinal. Los felinos dan pasos más largos de lo normal, suelen arrastrarse, se ven débiles y es normal ver como sus extremidades se encuentran muy separada una de otra.
  • Ataxia vestibular: el problema se encuentra en algunos de los nervios que conectan el oído medio interno. Es normal ver como el gato se cae hacia el lado afectado o gira mucho la cabeza hacia esa dirección. Es allí donde algunos ven a su gato moviendo la cabeza de una extraña manera.

Si hablamos de las causas, la más general es la lesión en una de las tres áreas que mencionamos anteriormente. Podríamos mencionar también mucha debilidad por anemia, debilidad muscular, problemas ortopédicos y afecciones en el sistema nervioso.

A lo mejor esta es la respuesta a preguntas que nos llegan de por qué los gatos pierden el equilibrio, por qué mi gato camina en círculos o por qué pierden el equilibrio al andar.

Síntomas de la ataxia en gatos

Los síntomas en sentido general podemos decir que se relacionan a problemas neurológico del gato son: la debilidad en los músculos, falta de coordinación, en algunos casos mirarás a al felino como un gato con cuello torcido, temblores, pasos más pequeños o más grandes de lo normal, tambaleo, miedo, mucho tiempo sentado, dificultad para realizar cierto tipos de acciones como alimentarse o ir al baño.

Por otro lado puedes ver como se arrastran y se apoyan en los dedos, camina con saltos, mueven de forma descoordinada y descontrolada los ojos, la precisión en sus movimientos son pocas, mucho maullido, estrés, vomito e incluso pérdida del apetito.

Diagnóstico para la ataxia en felinos y posibles tratamientos

Si tu gato tiene pérdida de coordinación, si lo ves caminar con la cabeza agachada siendo un gato desorientado el médico es el ideal para decir si realmente hay problemas neurológicos en el gato.

Él hará una exploración física y tomará algunas muestras ya sea de sangre u orina. Las radiografías también son válidas, al igual que exámenes oftalmológico o neurológicos. La mayoría de los casos de ataxia no se curan, sin embargo el gato puede vivir.

Si se adapta a esa forma de vivir puede seguir su vida, de lo contrario puede morir. Si es joven es muy probable que se adapte. Sin embargo hay que dejar claro que todo depende de la causa de la enfermedad, ya que podemos hablar de algunos casos donde se soluciona el problema principal y por ende la ataxia ¡Lo dirá el veterinario!